El Hombre ANTÍNOO incursiona en el mundo contemporáneo a través de la mezcla de estéticas de vida que van desde el más tierno y naif hasta el más excéntrico y kitsch. Su expresión es la respuesta lógica de un mundo dinámico lleno de emociones en donde las siluetas semi entalladas y las mezclas de estampados y colores aportan la estética del hombre de hoy.